INSECTICIDAS BIOLÓGICOS

Las plantas tienen dentro de su composición interna gran cantidad de componentes químicos naturales y orgánicos que actúan como repelentes y controladores de plagas y enfermedades, aplicándose asperjados frecuentes sobre los cultivos eliminados hongos, nematodos, bacterias, virus e insectos. El tabaco, las cenizas y plantas como el neen, el tomate, la ruda, el ajo, el ají, y la cebolla cabezona entre otras.

Se preparan de varias maneras.

Maceración: La planta se remoja en agua de 2 a 3 días.

Infusión: Se pone a cocinar en agua durante una hora y se deja reposar antes de aplicar.

Fermentación: Se deja en agua durante varios días que suelte todos sus extractos.

Los extractos obtenidos son conocidos como purines y se plican directamente a los cultivos disueltos en agua.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s